<ACTIVIDADES / DIARIO>

CONFERENCIA “EL CÓMIC EN LA LITERATURA”, POR TONY SANDOVAL

Conferencia "El cómic en la literatura", en la sala IX del Palacio de las Naciones
(Foto: F. Guillarón)
"La Presidenta del Club del Libro, Begoña Peris, dando inicio a la conferencia
(Foto: F. Guillarón)
Tony Sandoval durante su intervención
(Foto: F. Guillarón)
Vista de la sala y los asistentes a la conferencia (Foto: F. Guillarón)
Con sus palabras, Caroline de Senger, Presidenta de la Asociación del Festival de la BD, clausura el acto (Foto: F. Guillarón)
"Por encima del hombro"
"Un regard par dessus l'épaule"
"Nocturno"

El martes 12 de junio, en la Sala IX del Palacio de las Naciones en Ginebra, el Club del Libro en Español de las Naciones Unidas, la Representación Permanente de México ante las Naciones Unidas y los Organismos Internacionales y la Asociación del Festival Internacional de la BD de Carouge, tuvieron el placer de presentar al ilustrador mexicano Tony Sandoval, quien dio la Conferencia “El cómic en la literatura”.

Después de unas palabras de bienvenida y de agradecimiento de Begoña Peris, Presidenta del Club del Libro, Ulises Canchola, Embajador Adjunto de la Misión Permanente de México ante las Naciones Unidas, fue el encargado de presentar a Tony Sandoval, dibujante e ilustrador mexicano de quien dijo que “está dotado de un enorme talento y de una gran creatividad; sus dibujos son extraordinarios, están llenos de vida y son increíblemente bellos, lo que le convierte en uno de los mejores autores de cómics que existen en la actualidad”. Sandoval inició su carrera trabajando en periódicos y agencias de grafismo y diseño, para enseguida dedicarse a la ilustración y al cómic. El Sr. Canchola calificó el arte de Tony Sandoval como refrescante, por tener el enorme mérito de permitir al lector echar a volar la imaginación y explorar nuevos horizontes. Describió a Tony como un talento universal cuya obra ha recibido numerosos reconocimientos.

Tony Sandoval inició su intervención explicando que define su obra más bien como novelas gráficas que como cómic; el ilustrador continuó diciendo: “No sé qué clasificación darme, no sé si puedo decir que soy un artista, solo sé que tengo la necesidad de contar historias, inventar historietas, crear personajes. Prefiero contar mis historias al estilo del cómic europeo frente al americano, porque lo encuentro más personal, se corresponde más con mis inclinaciones. Sobre el proceso creativo diría que en mi caso una situación da lugar a una historia sugerente o perturbante, cada uno de mis libros es como un hijo distinto, son como novelas en las que me gusta mezclar el dibujo y la palabra, adoro la fantasía de lo cotidiano”.

Sandoval dijo que una de las experiencias que más le había impactado durante su infancia fue la muerte de uno de sus amigos, Juan, que vivía en la casa de al lado. Cuando lo vio en el féretro, la muerte le golpeó por primera vez con toda su fuerza, por eso su trabajo rinde tributo a esa cultura mexicana que convierte a la muerte en una constante de la vida cotidiana, desdramatizándola, ensalzándola, burlándose de ella. En sus cómics, espíritus, monstruos, brujas, animales y personajes heterogéneos “sus monstruos”, abordan al lector que se ve inmerso en un universo que oscila entre realidad, mitología, horror, fantasía y ficción.

Para mi trabajo manejo planchas en las que dibujo con lápiz y que coloreo a posteriori, para ello recurro a distintas técnicas, tinta de pintura, acuarela; también utilizo, para terminar de colorear, los programas de ordenador. Utilizo sobre todo dos técnicas. La primera consiste en hacer el dibujo con un lápiz y luego añadir tinta con agua. Finalmente paso el resultado al Photoshop, siendo esta etapa cuando pongo el color. La otra manera de proceder es colorear con acuarela. Utilizo la primera técnica cuando se trata de historias negras y la segunda para las historias de amor.

Trato de crear un mundo de contrastes utilizando mis dibujos, sus líneas a veces ligeras, en ocasiones gruesas y los colores como los negros aterciopelados, los blancos marfileños, los pasteles para, apoyándome en ellos, transportar al lector de la tristeza a la alegría, de la sorpresa al horror. Mi obra apuesta clara y constantemente por los contrastes para erigir un mundo en el que se asocian la cultura de lo maravilloso con la de lo extraño y lo fantástico, constituyendo un universo que surge de la mezcla de mis sueños y de la observación del mundo que me rodea.

Ve los cuentos como plantas extrañas con muchas ramificaciones, porque a veces no sabes el ritmo que van a seguir o el rumbo que van a tomar; es un caos que va tomando forma poco a poco. Nunca se pone a trabajar de manera estructurada y cuadrada. En ocasiones dibuja un personaje y este personaje va a dar lugar a toda una historia, es como si el propio dibujo revelara a Tony a medida que este le va añadiendo cosas, que lo va mirando una y otra vez un mundo oculto.

Dijo que su proceso creativo es espontáneo. Dibujando salen poco a poco las historias. Muchas de sus ideas aparecen según le pasan cosas en la vida real. Para contar las historias más fuertes usa el formato del libro infantil. Como no es muy bueno con las letras, le gusta jugar a la vez con las imágenes y el texto. Esto le permite también aislar con el silencio, marcar los acontecimientos en la historia utilizando los cambios atmosféricos y dejar espacios blancos. El espacio blanco es, para él, un espacio libre para que el lector haga su propia interpretación de la historia.

Mi primera auto-publicación es el cómic «Nocturno». Es una obra en dos tomos que relata la historia de Seck, cuyo espíritu retenido en “Nocturno” erra en el Limbo, al otro lado del espejo, en ese mundo que se despliega en paralelo al de la ciudad en constante cambio, en la que Karen se hunde cada vez más en su dolor, lo único que le da fuerzas y mantiene su esperanza es ese hilo que la une a Seck, su amor. Se trata de una sencilla historia entre un cantante de rock y una periodista que navegan entre un diluvio de sentimientos contradictorios entre lo que se es y lo que se podría o se querría ser, sentimientos que desestabilizan, que transportan al límite de la locura. La violencia se libera entre recuerdos de infancia mal digeridos, celos, envidias, mientras acecha la muerte. He procurado que mis personajes evolucionen en un universo sombrío y violento, lleno de misticismo. Seck rodeado de sus fantasmas y pesadillas camina entre los muertos lo que le permitirá acabar descubriendo su humanidad.

Una de sus obras más populares, “El cadáver y el sofá” es, según Tony, la obra que mejor le representa, que mejor le define. En ella los protagonistas Polo y Sophie, dos adolescentes, pasan el verano mirando desde un sofá el proceso de descomposición de un cadáver abandonado en el campo, el de Christian, un chico desaparecido. Mientras tanto, un lobo negro les espía desde la maleza. El libro nos va introduciendo en un mundo de misterio, cuya puerta se abre al encontrar Sophie una nota de Christian en el sofá. La intriga aumenta progresivamente a la vez que los interrogantes se suceden vertiginosamente mientras el mundo onírico y fantástico tan propio del ilustrador, abraza la acción produciendo un fuerte impacto en el lector. Es una obra inspirada en los alrededores de mi pueblo “Esperanza” que en esa época era pequeño y acababa a dos cuadras de mi casa. Se inicia como un cuento infantil pero acaba siendo una historia para adultos.

He realizado muchos libros infantiles y me he dedicado a la ilustración, aunque sin dejar de realizar cómics cortos para distintas antologías y revistas.

Una de las obras que más fama me ha dado ha sido “Jhonny Caronte and the revolver”. Es una historia de gánsteres, sicarios y mujeres fatales, con la peculiaridad de que sus personajes son Zombis que no pueden morir de una bala en la cabeza. Su protagonista, Mónica, una de las criaturas más poderosas del infierno, ha robado un arma, el revólver que utiliza para matar a los demonios con el fin de obtener sus almas y venderlas a la bruja de Barcelona. Mónica desconoce todo el potencial del arma que ha robado pero deberá descubrirlo rápidamente para defenderse del demonio renegado que ha enviado el infierno para recuperarla.

Aunque lo que más le gusta es dibujar, ha escrito una obra “Gris” cuyos dibujos los realizó Patricio Betteo.

“En el año 2009 comencé a colaborar con el escritor y editor, Pierre Paquet, con el que acabo de realizar el cómic “Un regard par dessus l'épaule” (Por encima del hombro), que se ha publicado en la colección Blandice y a través de la prensa digital.

Es la historia de un niño de once años, Pepe, que un día al volver del colegio acepta la invitación del niño Jesús, quien soltando la mano de su madre, la Virgen de Montserrat, invita a Pepe a pasar del otro lado del muro, del que de repente se encuentra prisionero. Como a pesar de sus gritos nadie le oye su única solución es encontrar la salida.

“Il paraît qu'il n'y a rien de plus facile que de monter les portes du paradis ... Mais quand le paradis vous fait peur, pourquoi est-il si compliqué de faire marche arrière ?" (“Parece que no hay nada mas fácil que cruzar la puerta del paraíso….Pero cuando el paraíso te da miedo, ¿porque es tan difícil dar marcha atrás?). En ese momento comienza un viaje iniciático para Pepe quien solo en el mundo y persiguiendo una luz fugaz ira dándose de cabeza con los muros y al caer le irán descubriendo otros universos, unas veces bellos, otras espantosos en los que encontrará toda una serie de personajes que harán reflexionar sobre la felicidad, el amor, la vida y le descubrirán el significado de ser adulto.

El niño cree que lo sabe todo y el adulto debe asumir sus responsabilidades, reconocer que sus actos son irreversibles, que es posible hacer el mal creyendo hacer el bien, ser consciente de que el hombre es un depredador, pero capaz de amor y sobre todo que lo importante no es la propia muerte sino la de los demás, es la muerte de los demás la que hace que la infancia se volatilice.

Se trata de un álbum lleno de belleza, en el que la fantasía camina de la mano del horror, los dibujos contribuyen a transmitir de forma magistral esta ambigüedad. Esta obra es una metáfora sobre lo que pasa por la cabeza de un niño cuando ocurre un drama en su vida.

Durante el coloquio que se estableció con el público asistente, Tony Sandoval dijo ser autodidacta. Su pasión por el dibujo comenzó en su pueblo ”Esperanza”, situado en el Norte de México. Crecí en la granja de mis abuelos, donde levantaba piedras, veía animales, insectos. Mi héroe era Jacques Cousteau, me encantaban las enciclopedias y me gustaba reproducir los animales, los mamíferos de aguas calientes, murciélagos etc. Me pasaba todo el verano dibujando. Todo esto, unido a los paisajes de mi entorno, el pueblo, sus casas, sus gentes, ha sido el origen de mi inspiración, algo parecido a lo que sucede con los relatos de Gabriel García Márquez que escribe historias normales añadiéndoles siempre un toque mágico.

Preguntado sobre el mensaje de su trabajo dijo que muchas veces, cuando hace las dedicatorias y firma sus obras, hay gente que le cuenta lo que ha sentido, lo que ha asimilado o entendido de su obra y que se ha dado cuenta que no tiene nada que ver con la manera en que él al realizar el cómic lo ha percibido ni con la manera en que ha concebido la historia. Por eso, prefiere que los dibujos cuenten historias al lector y que éste se pregunte quiénes son los personajes, qué hacen, etc. Es decir, cree que el lector debe sacar sus propias conclusiones, descubrir su propio universo.

Preguntado por sus fuentes de inspiración, Tony Sandoval señaló que su inspiración tiene distintos orígenes: el mundo cotidiano, la muerte, lo extraño y también cosas tan variadas como por ejemplo la mitología maya que le ha permitido realizar la Antología “Tinieblas”.

Sobre su colaboración con Pierre Pasquet para realizar “Un regard par dessus l'épaule”, dijo que había sido muy complicado llegar a desarrollar los personajes y el ambiente que el escritor había imaginado para su historia, sobre todo teniendo en cuenta que está basada en la propia experiencia de Pierre y en las emociones que suscitó en él la muerte de su padre. De hecho confesó que Pasquet se lo había dado un año antes a otro ilustrador que había sido incapaz de realizar los dibujos.

Preguntado por su trabajo dijo ser consciente de tener el trabajo ideal que le permite vivir de su pasión, el dibujo.

Durante la conferencia y el coloquio, Tony Sandoval realizó proyecciones de sus dibujos, de sus ilustraciones y de las distintas etapas de realización de una plana. Hizo circular entre el publico asistente su libro de croquis que siempre le acompaña y en el que escribe notas y realiza dibujos en cualquier lugar, a medida que surge la inspiración.

El acto lo clausuró Caroline de Senger, Presidenta de la Asociación del Festival de la BD, quién habló sobre el tercer Festival Internacional de la BD que este año celebra también los 15 años de existencia de la Editorial Paquet. El Festival cuenta con la presencia de 30 autores internacionales que dedicarán y firmarán sus obras, agradeció especialmente a Tony Sandoval el haber aceptado ser el artista invitado de este tercer Festival de la BD. También explicó que se desarrollarán otras actividades en torno al universo de la BD, como por ejemplo, los talleres para pequeños y grandes que permitirán descubrir el proceso de creación de un cómic.

De izq. a der.: El Embajador Adjunto de la Misión Permanente de México ante las Naciones Unidas, Ulises Canchola, el dibujante e ilustrador mexicano, Tony Sandoval, la Presidenta de la Asociación del Festival de la BD, Caroline de Senger, la Presidenta y Vicepresidenta del Club del Libro en Español, Begoña Peris e Isabel Avilés, y la Agregada Cultural de la Representación Permanente de México, Judith Arrieta (Foto: F. Guillarón)
Página principal de actividades