<ACTIVIDADES / DIARIO>

DÍA DEL IDIOMA ESPAÑOL EN LAS NACIONES UNIDAS

El escritor, Felix Huamán Cabrera, durante su intervención.
El escritor, Oscar Colchado Lucio, dando su discurso.
Vista parcial de la Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones del Palacio de las Naciones.
Vista de la mesa presidencial.
Marie Josée de Saint Robert, Directora de los Servicios Lingüísticos de las Naciones Unidas, y Juan Cenzual, Canciller de la Misión de España.
El escritor, Oscar Colchado Lucio, dedicando sus libros a los asistentes al acto.
Invitados de honor a la celebración del Día del idioma español en las Naciones Unidas.

El día 15 de octubre se celebró el “Día del Idioma Español en las Naciones Unidas”. Con este motivo, el Club del Libro en Español de las Naciones Unidas, en asociación con los Servicios Lingüísticos y de Traducción e Interpretación de las Naciones Unidas y con la colaboración de las Representaciones Permanentes de España y del Perú y la Asociación Freunde der Kulturförderung München e.V. (Asociación de amigos del fomento de la cultura peruana de Múnich), tuvieron el placer de presentar a los escritores peruanos Félix Huamán Cabrera y Oscar Colchado Lucio, quienes en la Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones, Sala XX, dieron la conferencia "Mitología y oralidad en la literatura peruana".

La Embajadora de España ante las Naciones Unidas, Ana María Menéndez Pérez, abrió el acto con una breve intervención en la que destacó la importancia de la lengua española “más de 500 millones de personas hablan español, y su número sigue creciendo especialmente en países como Estados Unidos y Canadá, y es la segunda lengua materna más hablada, después del chino mandarín. Su importancia como idioma de trabajo se ha visto enormemente incrementada, siendo el segundo idioma más utilizado, laboralmente hablando, después del inglés”.

Marie Josée Saint Robert, directora de los Servicios Lingüísticos de Naciones Unidas, durante su intervención dijo: “El Día del Idioma Español que celebramos hoy forma parte de un programa de promoción de la diversidad lingüística en el trabajo de la Organización de las Naciones Unidas que empezó en el año 2008 proclamado por la UNESCO como Año Internacional de los Idiomas.

En 2010, la sede europea de la ONU celebró este día con el escritor Antonio Skármeta de Chile y en 2011 con Carmen Caffarel, Directora del Instituto Cervantes, que presentó una conferencia sobre la importancia del español en un mundo globalizado y en las instituciones internacionales. En esa oportunidad, se recordó la importancia de la labor de los países latinoamericanos en la Conferencia de San Francisco de 1945 y de varios grandes escritores, como Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Gabriel García Márquez y Pablo Neruda, que consiguieron que la Carta de las Naciones Unidas fuera redactada en español y que militaron para que el español fuera considerado idioma oficial. En el día de hoy, dos escritores peruanos, Félix Huamán Cabrera y Oscar Colchado Lucio, harán una presentación sobre el tema "Mitología y oralidad en la literatura peruana".

El español es hoy hablado por más de 500 millones de personas, no solo en los 20 países en los que es idioma oficial sino también en otros, como los Estados Unidos y Guinea Ecuatorial. En la ONU, el idioma español es el tercero en importancia en relación con la cantidad de páginas traducidas, después del ruso y del francés y también el tercer idioma original escogido por los autores de documentos en la ONU, detrás del inglés y del francés. En 2011 se tradujeron 13.000.000 de palabras, que equivalen a 40.000 páginas, correspondientes a documentos sobre derechos humanos, medio ambiente, economía y desarrollo, derecho internacional y desarme. Conscientes de la importancia de utilizar un español correcto, un equipo de traductores, intérpretes, editores y terminólogos recurre diariamente al Diccionario de la Real Academia, el Instituto Cervantes y otras fuentes autorizadas para hacer consultas sobre la incorporación de nuevos términos en el idioma y sobre distintos usos lingüísticos con el objetivo último de transmitir fielmente el mensaje del original y permitir así la comunicación entre los distintos interlocutores que conforman la familia de la ONU. Muchas gracias”.

Posteriormente Luz Caballero, Encargada de Negocios de la Misión Permanente del Perú en Ginebra, presentó a los escritores. Durante su alocución dijo: “El idioma es un poderoso instrumento de comunicación de nuestros pueblos y una expresión viva de nuestra cultura. Por ello, en esta casa de las Naciones Unidas, símbolo de la universalidad y de la diversidad, tengo que felicitar a los organizadores por esta excelente iniciativa de conmemorar hoy el Día del idioma español en las Naciones Unidas. Sea ésta una ocasión igualmente propicia para destacar las convergencias y la integración entre los países de habla hispana de la América Latina y el Caribe, con España, a través de los vínculos históricos, la cultura, el idioma, y la literatura. Y al tratar de la Literatura, me es particularmente grata esta ocasión, en la cual tengo el honor de presentar a dos distinguidos compatriotas: Félix Huamán Cabrera y Oscar Colchado Lucio, ambos prestigiosos escritores peruanos que cuentan con un muy bien ganado reconocimiento internacional.” “Discurso de la Sra. Luz Caballero”

La Conferencia “Mitología y oralidad en la literatura peruana” se inició con la intervención de Oscar Colchado Lucio, quien manifestó su satisfacción por encontrarse en las Naciones Unidas, en una ocasión tan significativa como “El día del idioma español”. El escritor durante su disertación dijo: El español, la lengua que nos une, nuestra lengua, es una lengua viva que adquiere características propias en los distintos países de América Latina. En Perú hablamos el español a nuestra manera, ya que incorporamos modismos y características del quechua, que se manifiesta por ejemplo en la forma de construir las frases: en español se dice “voy al cine” en Perú decimos “al cine voy yo”. O en la utilización de las preposiciones: en español se dice “delante”, “detrás”, nosotros decimos “en su delante”, “en su atrás”, y en algunos casos no las utilizamos como ocurre con “voy a Lima” que reducimos a “Voy Lima”.

La influencia del quechua y del aimara se manifiesta también en nuestra literatura, en nuestra forma de escribir, que se nutre de la mitología de estas culturas ancestrales, que se han ido trasmitiendo de generación en generación de forma oral y que basan su espiritualidad en la naturaleza que les rodea, de forma que el cielo, la tierra y el sol son sagrados.

En el mundo andino el tiempo se concibe de manera cíclica, alternándose los períodos de cosmos y de caos, es decir de orden y desorden. El espacio es concebido en dos niveles, horizontal y vertical; en el horizontal cohabitan el mundo de arriba (hanan) y el de abajo (hurin). En el nivel vertical coexisten tres planos: el Hanaj-Pacha o mundo celestial, donde viven los dioses y los artistas, los poetas y las personas justas, que accedían a este paraíso a través de un puente de pelo, el Kay-Pacha o mundo terrenal donde los seres humanos pasan su vida y el Ukhu-Pacha mundo de abajo o mundo de los muertos, de los niños no nacidos y de toda lo que está debajo de la superficie del mar y de la tierra. Las fuentes, cuevas y aberturas de la tierra se consideraban como la línea de comunicación entre el Kay-Pacha y el Ukhu-Pacha.

Los espíritus de la mitología quechua están representados por los animales y por la naturaleza (ríos y lagos) de modo que el mundo es considerado como un animal, similar al puma y como él capaz de reaccionar con excepcional crueldad cuando se le agrede. La ciudad de Cuzco fue diseñada con la forma de un puma. El cóndor es el símbolo de la sabiduría y el mensajero de lo divino.

El Dios más importante era Wiracocha, Dios creador. Otros dioses eran Pachamác, padre de Inti, Dios del sol y de Mama Quilla, Diosa de la luna; Pacha Mama, Diosa de la tierra, de la que proviene el mundo material, el sustento de la naturaleza y la realidad, e Illapa, Dios del rayo, el trueno y el relámpago.

Mi último libro, “Rosa cuchillo”, mezcla la visión del cosmos del hombre andino con todo su bagaje de realismo mágico y el mundo real representado por los orígenes y desarrollo de Sendero Luminoso. En él se cuenta la historia de Rosa Cuchillo y de su peregrinaje a través de la tierra de los muertos (Ukhu-Pacha) hacia el cielo (Janaj- Pacha), en un viaje que se desarrolla en varias etapas y en el que tienen como guía a un perro Wayra.

Oscar Colchado Lucio finalizó su intervención con la lectura de una parte del primer capítulo de su libro “Rosa Cuchillo”.

Félix Huamán Cabrera comenzó su exposición diciendo “Cuando he entrado en esta sala de la cúpula de Barceló me he quedado mudo, pero luego reflexionando me he dicho que mi reacción era la misma que tienen todas las personas al vislumbrar la región andina, tan hermosa, que no pueden evitar sorprenderse y quedar mudos ante su belleza. Es para mí un honor y un placer estar aquí con todos ustedes, celebrando el “Día del idioma español en las Naciones Unidas”. El español, la lengua con la que nos comunicamos y nos entendemos, tiene distintos acentos, distintas pronunciaciones e incluso diferentes vocabularios, que aparecen como resultado del contacto con las lenguas nativas, como el quechua que se hablan en los países de la región andina, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

En literatura, el Perú es un país riquísimo, con grandes figuras y grandes promesas de figuras, que han dejado e indudablemente van a dejar huella en la literatura española: Cesar Vallejo, Vargas Llosa, Bryce Echenique, Daniel Alarcón, Jaime Bayly, Santiago Rocanglorio, Mazzotti. Existe además en la cultura peruana una pluriculturalidad, una cultura andina, que es la expresión del conocimiento, de la creatividad, del alma del peruano ya sea del mar, de la costa, de la yunga.

Mi literatura es fundamentalmente una literatura movida por la inquietud social y por mis convicciones ideológicas. Mis novelas retratan, siempre desde mi punto de vista, la sociedad en la que vivimos y la transformación que va sufriendo día a día. Por ejemplo, en las páginas de “Niños de barro”, novela un poco autobiográfica, que habla sobre mi niñez y mis experiencias de pueblo, encontramos la naturaleza agreste y a la vez pródiga que moldea la vida de los niños de una familia, que sobreviven a las adversidades mientras nos descubren sus sueños, sus recuerdos, soplos de la cultura andina, cultura llena de creatividad, ingenio y creencias.

Félix Huamán dice utilizar un lenguaje auténtico, propio de la realidad social de la región wanka que se nutre de los mitos y leyendas de la mitología quechua, fuente inagotable de inspiración para su obra. Su trabajo múltiple y plural se desarrolla en varios géneros, novelas, cuentos infantiles como “El Toro que se perdió en la lluvia”, que todo el mundo lee en los colegios y que inicialmente formaba parte de “Agomayo” y poesía.

Huamán finalizó con la lectura de sus poemas “Mi música llega suspirando un poema”; de su obra “Del amor y sus días” leyó “Desde la ventana”; “Quédate en la lluvia” ; y “Qué difícil querer”.

De izq. a der.: la Encargada de Negocios de la Misión del Perú, Luz Caballero, la Embajadora de España ante las Naciones Unidas, Ana María Menéndez, los escritores Félix Huamán Cabrera y Oscar Colchado Lucio, la Jefa de los Servicios Lingüísticos de las Naciones Unidas, Marie Josée de Saint Robert y la Presidenta del Club del Libro, Begoña Peris.
Página principal de actividades