<ACTIVIDADES / DIARIO>

PRESENTACIÓN DE LA PELÍCULA “CON LA PATA QUEBRADA”

El 13 de noviembre de 2013 se proyectó la película “Con la pata quebrada”, primera de las películas del ciclo “Españolas en Ginebra”, programado por “Les Cinémas du Grütli” y que contó con la colaboración del Club del Libro en Español de las Naciones Unidas.

“Con la pata quebrada”, de Diego Galán, producida por Agustín Almodóvar y Enrique Cerezo, es una revisión en imágenes del papel que el cine español ha reservado a la mujer desde los años treinta hasta nuestros días.

Esta película se ha realizado utilizando fragmentos de 180 películas, entre documentales y obras de ficción.

El cine, en numerosas ocasiones, se inspira de la realidad y el cine español ha reflejado siempre en cada época las costumbres, tradiciones y situación política del país. En esta película vemos la evolución de la mujer desde la república, período en la que se ve equiparada al hombre en derechos y libertades, luego durante la guerra civil, y posteriormente durante el franquismo, tiempo en el que la mujer vuelve a su papel tradicional en el hogar, como dice el refrán “la mujer con la pata quebrada y en casa”. Tras la muerte de Franco, la mujer se incorpora de nuevo a la vida activa y a la lucha por la liberación de la mujer que ya estaba en marcha en todo el mundo

Al final de la proyección, durante el diálogo que se estableció con el público asistente, Diego Galán dijo que conocer el cine español con la profundidad con la que él lo conoce es el trabajo de toda una vida, de años y años de ver cine, pero solo he tardado un año para la selección de los 180 fragmentos de secuencias de películas utilizados para la realización de “Con la pata quebrada”.

Ante la pregunta del porqué de la realización de este film, Diego Galán dijo “Lo que yo quería saber era si el cine español había contado el proceso de conquistas de las mujeres y cómo lo había contado. El punto de partida de la película es la II República, período en el que la mujer tiene derecho al voto, a divorciarse, a abortar, puede trabajar con independencia del padre, del marido y al mismo nivel y con el mismo salario que el hombre, después de la guerra civil, durante el franquismo, todos estos logros desaparecen para conseguir recuperarlos poco a poco, a medida que la larga extensión de la dictadura, en el tiempo, permite percibir una evolución social en el rol de la mujer , hasta la llegada de la democracia.

Galán dijo que su película refleja la realidad porque el cine sólo refleja, no crea. El resultado de este documental permite asistir a la observación del más descarnado machismo español, “con humor y mucha ironía. En la secuencia de 'La Violetera' (1958) el protagonista dice: "La belleza es el único signo de inteligencia que le reconozco a una mujer".

Preguntado por el papel de las mujeres en la industria del cine español, dijo las mujeres estuvieron ausentes como directoras durante mucho tiempo, lo que quiere decir que “casi la totalidad de las secuencias de las películas seleccionadas para montar “Con la pata quebrada”, están dirigidas por hombres, y muchas de ellas son machistas, aunque también hay películas dirigidas por hombres que reivindicaron los derechos de las mujeres. Entre ellas, Calle Mayor, de Juan Antonio Bardem, y La tía Tula, de Miguel Picazo. Aunque hay que decir que en el cine actual se aprecia un cambio enorme y desde luego no podemos calificarlo de machista.

Dijo «no haber seguido una metodología predeterminada para montar la película, ya que al ir haciéndolo vas descubriendo nuevas posibilidades, de hecho empezamos con cosas que luego hemos desestimado, aunque hay temas de los que había que hablar como el aborto, el destape, el “requetetape”, son todas las que están pero no todas las que son”.

“Con la pata quebrada” ha sido presentada en la sección oficial del Festival de Cannes donde ha tenido un gran éxito de público. Al igual que ha ocurrido en su presentación en México, Galán dice que esto es sorprendente porque nos permite darnos cuenta de que no somos tan distintos.

Diego Galán , exdirector del Festival de San Sebastián, crítico, especialista sobre todo de cine español que ha realizado varias series para televisión, dirigido documentales y escrito libros especializados.

Inició su andadura como crítico cinematográfico en la revista “Nuestro cine”, luego en Triunfo y por último en el diario El País. Ha sido director y guionista de dos series de TV, “Memorias del cine español” en 1963 y “Queridos Cómicos” en 1992. En 2005 dirigió el documental “Pablo del Amo, un montador de ilusiones” Se trata de la biografía de un montador de cine desde el año de su nacimiento 1927 hasta su muerte en agosto de 2004. Ha dirigido el Festival de Cine de San Sebastián en dos épocas distintas, de 1958 a 1989 y de 1995 a 2000.Es autor de numerosos libros, entre los que podemos destacar “Pilar Miro, nadie me enseñó a vivir”, de 2006.

Página principal de actividades