<ACTIVIDADES / DIARIO>

PROYECCIÓN DE LA PELÍCULA “UNA PISTOLA EN CADA MANO”

El pasado 17 de diciembre de 2013 tuvo lugar la proyección de la segunda película del ciclo "Españolas en Ginebra", organizado por Les Cinémas du Grütli y que cuenta con la colaboración del Club del Libro en Español de las Naciones Unidas y de la Misión Permanente de España ante las Naciones Unidas, y los Organismos Internacionales.

"Una pistola en cada mano", del director Cesc Gay, es una película de historias cruzadas, dividida en varios episodios en los que el detonante son las mujeres y que tratan sobre ocho hombres, en la cuarentena, que se ven envueltos en situaciones cotidianas que reflejan su principal problema: la crisis de identidad masculina, su incapacidad para expresar lo que sienten lo que les conduce a situaciones a veces cómicas, a veces patéticas que dejan atónitas a las mujeres que les rodean.

Es una comedia agridulce sobre los miedos, los fracasos y los problemas de los hombres a la hora de enfocar aspectos como el trato de pareja o la relación con los amigos, en fin, un retrato en clave de comedia, irónico y sin compasión sobre las carencias, debilidades y otras "virtudes" de los hombres de hoy: perdidos y confusos en busca de una nueva identidad.

Nos presenta el retrato de unos personajes masculinos expuestos casi al ridículo por sus parejas, mostrándonos como las mujeres pueden prescindir de ellos o dejarlos mal parados en cualquier debate verbal.

“Una pistola en cada mano” muestra una serie de historias que el espectador siente muy cercanas, muy próximas, gracias en parte a los diálogos, ya que los protagonistas hablan y se expresan como cualquiera de nosotros. Sus charlas abordan temas de la vida cotidiana, la depresión, la infidelidad, la amistad o el sexo. Pero la película habla también de solidaridad, de segundas oportunidades, de perdedores, de arrepentidos, de secretismo, de indiferencia y de generosidad. La película contiene una dosis considerable de humor, pero quizás su fuerza radique en la descripción de los miedos y de las preocupaciones de los protagonistas.

En resumen, un film que nos descubre la vida sentimental de unos hombres y de unas mujeres, interpretados por un magnífico reparto: Clara Segura, Cayetana Guillén Cuervo, Leonor Watling, Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Javier Cámara, Eduardo Noriega, Jordi Molla, etc.

La proyección contó con la presencia del director Cesc Gay, quien animó el debate al final de la proyección.

Durante este diálogo Gay dijo que la inspiración para hacer la película la he encontrado en las vivencias de la gente de la calle, de mis amigos, de ahí que nos encontremos personajes como el interpretado por Leonardo Sbaraglia, que está deprimido a pesar de tenerlo todo, o como Javier Cámara que trata de volver con su mujer Elena (Clara Segura), a pesar de ser él el que la ha dejado hace 2 años, o Eduardo Noriega que trata de seducir a una compañera de trabajo, Mamen (Candela Peña) etc.

Comentó que el rodaje de la película había transcurrido a lo largo de varios meses, ya que hubo que ir parando para acoplarse a las agendas de los actores que componen el reparto.

A la pregunta de si habían sido los actores los que habían escogido el personaje a interpretar, contestó que era él, quien para simplificar las cosas, les había enviado a cada uno la parte que quería que interpretaran, aunque después supe que entre ellos se habían pasado, por curiosidad los distintos escenarios.

En esta película trabajan Javier Cámara y Eduard Fernández, dos de los actores fetiches de Gay, ante la pregunta del ¿porquó contar con ellos para sus películas? comento que es más fácil trabajar con personas a las que se conoce bien, porque conocer bien a la persona, antes que al actor, hace que se establezca una confianza mutua, gracias a múltiples referencias comunes que supone el poder trabajar de otra manera, y lo mismo me ocurre con el equipo técnico.

Ante la pregunta de si se podía considerar “Una pistola en cada mano” como una continuación de la “Ciudad” dijo que de ninguna manera una película era continuación de la otra aunque puedan tener puntos en común como el ser dos películas corales, estar rodadas en Barcelona y que ambas hablan de relaciones de pareja. A pesar de ello en ningún caso pueden ser consideradas como una primera y segunda parte.

Cesc Gay nació en Barcelona en 1967. Estudió cine en la Ciudad Condal, en la Escuela Municipal de Audiovisuales (EMAV). Su primer largometraje «Hotel Room» lo codirigió en 1998 con el argentino Daniel Gimelberg.

En el año 2000 adapta para el cine la obra de teatro “Krámpack”, con la que obtendrá en el Festival de Cine de San Sebastián la “Mención de Honor” y el Premio de la Juventud en el Festival Internacional de Cannes. Con esta película fue nominado a los Premios Goya como Mejor Actor Revelación y Mejor Director.

En 2003, con su película “En la Ciudad”, tiene un gran éxito de público y crítica. La película es nominada para cuatro Premios Goya, Mejor Director, Mejor Escenario, Mejor Actriz Secundaria y Mejor Actor Secundario. En 2006 realiza «Ficcio», película por la que le concederán el Premio Nacional de Cine de la Generalidad de Cataluña. Ha trabajado para la televisión catalana creando la serie “Jet Lag” con la compañía T de Teatro.

“Una pistola en cada mano” obtuvo en 2012 el Premio Goya a la mejor actriz de reparto (Candela Peña), cuatro Premios Gaudí incluyendo mejor guión y mejor película en otra lengua.

Página principal de actividades